miércoles, 16 de julio de 2008

La objetividad también cuenta

La objetividad también cuenta

Federico Ruiz W.
Politólogo

En un reciente artículo de opinión escrito por la directora de Telenoticias Pilar Cisneros, se increpa al Presidente de la República y le demanda transparencia.

Por supuesto que no hay nada de malo que lo haga, incluso podría considerarse sano, sino fuera porque ella se encarga de que su noticiario pase de largo de esa claridad que pide, dejando de lado la objetividad con que debería actuar el periodismo serio.

Es difícil entender como el mismo noticiero, que cuestiona consultorías pagados con fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), dejando el sabor en la opinión pública de que ese trata de una horda de corruptos, busque ignorar y minimizar en sus ediciones que la presidenta del Partido Acción Ciudadana, Epsy Campbell, sea también consultora.

Parece olvidar doña Pilar que la objetividad pasa por no confundir a su público emitiendo como definitivos criterios que corresponden a la Contraloría General de la República y que están aún por definirse. No se vale tampoco confundir al afirmar categóricamente que los consultores pagados por el BCIE son empleados públicos y Epsy Campbell no.

Porque tan bueno –o tan malo según la óptica de doña Pilar– y justo es el trabajo que hace la exdiputada y posible precandidata presidencial del PAC, como el de la gran mayoría de personas contratadas por el BCIE. La única diferencia es que el trabajo de doña Epsy para MIDEPLAN (sí, un ministerio de este Gobierno), lo paga el gobierno de Alemania mediante la agencia GTZ. El resto es exactamente lo mismo.

Un periodista objetivo, no podría pasar por alto la noticia de ver a una de las líderes más reconocidas de un partido que ataca sin piedad las consultorías y a quienes participen de ellas, siendo partícipe de las mismas. Tan es noticia que hasta los propios diputados del PAC decidieron llamar a la exdiputada Campbell para pedirle cuentas llevándola a la Comisión de Ingreso y Gasto Público en la Asamblea Legislativa.

En el camino de la transparencia se entiende perfectamente la labor de la prensa de informar y hacer sus investigaciones. Si hubo anomalías o errores con los nombramientos del BCIE, así quedará determinado por las autoridades que corresponde. Pero la labor de la prensa debe ser informar, no juzgar, debe ser objetivo y no dar como un hecho algunas cosas que provienen más de los prejuicios que el periodista tiene.

La transparencia es a un gobernante lo que la objetividad a un periodista. Si resulta justo para la directora de Telenoticias llamar a la transparencia a los gobernantes, también lo es que los ciudadanos la llamemos a la objetividad.

2 comentarios:

Andrës dijo...

Excelente artículo. Ya con esto, doña Pilar y don Ignacio, ambos, han dejado clara su falta de objetividad y su posición en contra del gobierno actual y en contra de los hermanos Arias, algo que ha simple vista muchos no lo notaban!!

Mae, linkiemonos: www.foruxcr.blogspot.com

Saludazos!

MSB dijo...

interesante el post

Saludos!!